problemas comunes fontanería

6 problemas comunes de fontanería que pueden aparecer en su hogar

Una vivienda puede traernos tantas alegrías como disgustos, ya que en cualquier momento le pueden aparecer averías. De entre todos estos problemas, los de fontanería suelen ser los más frecuentes. Debemos saber como enfrentarnos a estas averías, ya que pueden surgir cuando menos nos las esperamos. Desde Álvaro e Hijos le contamos cuales son los problemas más comunes de fontanería en el hogar y la forma de resolverlos.

Problemas comunes de fontanería

Atascos en las tuberías

Uno de los problemas más frecuentes de fontanería son los atascos de las tuberías. El uso diario de fregaderos, duchas y lavabos y la acumulación de desperdicios en ellos hacen que las tuberías traguen cada vez menos aguas, causando estos atascos. Para solucionarlo hay que utilizar productos desatascadores u elegir soluciones caseras.

El remedio casero más efectivo sería calentar lejía y antes de que hierva verterla en tuberías. Con dejarla actuar unos 15 minutos, podrá comprobar como el atasco desaparece.

Cisterna estropeada

Este también es un problema normal en los hogares, que además puede hacer que derrochemos mucha agua. La causa más común es que un elemento del interior se haya soltado, desenganchado o enganchado con otro. A veces lo podemos arreglar con un simple vistazo y arreglando lo que veamos mal a nuestra vista. De todos modos, en la mayoría de los casos lo mejor es dejarlo en manos de profesionales que pueden arreglarlo al instante y costará menos que la pérdida de agua a largo plazo.

En Álvaro e Hijos contamos con fontaneros que están dispuestos a arreglar sus tuberías al mejor pecio. Solo tiene que contactar con nosotros, explicarnos su problema y pedir presupuesto de forma gratuita.

Grifos que gotean

Junto a las cisternas estropeadas, esta avería es una de las que mayor pérdida de agua innecesaria provoca. Es muy normal que los antiguos grifos comiencen a gotear pese a estar cerrados al máximo. Este problema no parece tener una solución evidente o sencilla, por lo que lo más efectivo sería reemplazar el grifo. Puede comprar uno en cualquier tienda de mobiliario o bricolaje.

pocería y desatascos Madrid

Recuerde que, si no sabe como hacer la instalación del grifo, debería de contar con la ayuda de un profesional para evitar estos imprevistos.

Grifos con cal

Otro agente que puede afectar a sus grifos es la cal, sobre todo al de la ducha. Si el cabezal se llena cal impedirá que el agua fluya. Tiene que limpiarlo con frecuencia para evitar que la cal se vaya acumulando. Preste especial atención a este problema si vive en zonas de agua con mucha cal, como en las localidades costeras.

Grifos oxidados

La mayoría de los grifos modernos son de acero inoxidable, pero aquellos que no son de este material pueden sufrir los efectos del óxido con el paso del tiempo. Este problema se incrementa en las viviendas más cercanas a la costa, como consecuencia de la humedad.

empresa desatascos Madrid

Malos olores en tuberías

Si vierte muchos desperdicios a través de los desagües, estos se pueden ir acumulando en las tuberías y cuando se descomponen causan malos olores.

Uno de los protagonistas en esta historia es el sifón, el encargado de evitar estos malos olores, pero si los residuos se van acumulando, impiden su función y lo bloquean y no puede cumplir su función. La solución es tan sencilla como quitar el tapón del sifón y limpiar su interior de agua estancada. Esto se recomienda hacerlo con frecuencia, al menos una vez al mes. Si el problema de los malos olores procede del retrete, tan solo tenemos que tirar de la cadena y dejar que el agua fluya.

Para cualquier solución sobre desatoros o fontanería visite www.alvaroehijos.net y encuentre la solución con profesionales del sector.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *